06 September 2019

¿Por qué es una tranquilidad tener un punto de contacto centralizado?

Waarom een centraal aanspreekpunt rust brengt?

Cuando los clientes nos encargan un proyecto complejo, nos suelen decir que no quieren tener ningún problema. Pero seamos sinceros y admitamos que en cualquier proyecto pueden surgir quebraderos de cabeza impredecibles. Por eso queremos recalcar en este blog el auténtico valor añadido que puede suponer un punto de contacto centralizado.  

Delegar y confiar

Está claro que, en los momentos en que todo funciona bien, la información importante tiene que llegar a las personas correctas, pero no caigamos en el cliché de hablar sobre cuando las cosas van bien.

Lo cierto es que es una utopía pensar que un punto de contacto centralizado puede evitar por completo los problemas en un proyecto. Unos profundos conocimientos y una gran experiencia pueden reducir considerablemente las probabilidades de que éstos se produzcan, ¿pero qué pasa cuando influyen factores externos inesperados? Justo entonces es cuando los clientes pueden contar con la información correcta y a través de líneas de comunicación cortas.  

Los problemas suelen aparecer cuando hay un cúmulo complejo de circunstancias y partes implicadas. Lo que un cliente pide primordialmente es que le liberen de esas preocupaciones, y confía en el punto de contacto centralizado para que resuelva los problemas que puedan surgir. Por tanto, de un punto de contacto centralizado no solo se espera que ponga orden a los asuntos internos, sino también que actúe con una mirada más amplia para poder alcanzar los resultados que el cliente busca.  

El cliente como socio

Así pues, el punto de contacto centralizado no se relaciona con el cliente como proveedor o contratista independiente, sino como socio. Desde esta perspectiva, un punto de contacto centralizado puede actuar de otra manera. Aunque en una relación independiente las partes reaccionan cada día a las situaciones de la mejor forma posible dentro de sus capacidades, un socio trata de comprender los problemas y siempre evalúa las cosas con amplitud de miras, poniendo siempre por delante los objetivos del cliente. Y es que las preocupaciones o las necesidades pueden cambiar a lo largo de un proyecto.

Por tanto, el punto de contacto centralizado no solo responde a las preguntas del cliente, sino que continuamente está reuniendo información para mantener su mirada amplia. Al generarse un compromiso como consecuencia de esto, el punto de contacto centralizado siempre está alerta y puede detectar a tiempo los problemas. Además, gracias a la amplitud de miras se pueden encontrar rápidamente soluciones mejores, que son las que mantienen siempre en equilibrio el precio, el tiempo y los objetivos.  

¿Seguro que el cliente quiere mandar? 

Cuando un mínimo de dos socios se embarcan en un proyecto, se crea un equipo. Un cliente se siente mejor dentro de un equipo, en lugar de ser el proverbial rey, porque este carga con la responsabilidad y de él se espera que dirija a los demás. Por el contrario, un miembro de un equipo se siente acompañado y sostenido. Dentro de un equipo, un problema puede verse como una oportunidad de crear confianza y colaborar juntos de forma constructiva. Quien se siente respaldado, también ofrece su apoyo más rápidamente. De esta forma se origina a largo plazo una relación laboral fuerte y en constante crecimiento, ya que cliente y socio cuentan con una excelente relación de servicio y referencia una vez concluido el proyecto.   

La fuente de la información

El punto de contacto centralizado trasvasa toda la información a un solo contenedor. El cliente puede informarse hablando con una sola persona y evaluar así cualquier situación en muy poco tiempo. Al mirar más allá de sus propios límites, el socio puede reunir más información y actuar de forma más creativa dentro del equipo. ¡Así el socio se diferencia y ofrece al cliente un valor añadido! Y el cliente puede centrarse completamente en los objetivos de su proyecto.

La tranquilidad

El cliente está completamente tranquilo cuando puede confiar en que los problemas se van a mantener bajo control y en que la información correcta va a llegar de forma rápida y eficiente a través de líneas de comunicación cortas. Dentro de un equipo hay una solución creativa para todo y, con un mínimo esfuerzo por parte de todos los miembros del equipo, cualquier problema puede contribuir a crear una buena relación laboral a largo plazo. 

Autor
Jeroen De Cock
Managing Director Forzon

Share this article